Saturday, 28 November 2015

El Aniversario 33º



Cada año a esta altura, cuando se completa el círculo del año litúrgico, y se avecinan las brisas frescas de Adviento, hacemos una parada, para mirar hacia atrás y hacia adelante.

Los Ocho
Por atrás nos queda la memoria de un fin de semana hace 33 años, cuando los ocho de nosotros nos comprometimos en una aventura.  Estábamos seguros que el Señor nos llamaba para formar una comunidad que sería la base desde donde podemos salir a todo el mundo y hablar de Él.  Pero no estábamos muy seguros de cómo hacerlo.  Aquel fin de semana hablamos mucho, intercambiando ideas y compartiendo experiencias. Sin embargo, pasamos aun más tiempo orando y escuchando a la suave inspiración del Espíritu Santo.




El Señor nos dio dos puntos de partir:
— El Señor nos habló claramente del ingrediente esencial: el “sacrificio”.  Nos dijo -a través del Padre Emiliano,-  “El que mucho ama es capaz de hacer grandes sacrificios por el amado”.  No se nos escapó que se menciona la palabra “sacrificio” una sola vez, pero la palabra “amor” dos veces.  Nuestra comunidad está destinado a amar y, más allá que amar, amar aun más todavía, aunque nos cueste todo lo que tenemos, y aun más...
— El otro fuente de inspiración está recogido en lo que hemos llegado a conocer como la “Visión Fundacional” que -con sus 12 capítulos-, resume la espiritualidad de la comunidad naciente.  No será demasiado recordarte, querido Siervo que lees estas líneas, de estas 12 ideas:

§ 1  El Sagrado Corazón de Jesús
La Comunidad está presidida por el Corazón de Jesús.

§ 2  La Paz 
El Siervo de Cristo Vivo vive para la paz.  
“Bienaventurados los que trabajan por la paz porque ellos serán llamados Hijos de Dios”.

§ 3 El Espíritu Santo
La espiritualidad del Siervo de Cristo Vivo lo llevará a vivir una vida profunda en el Espíritu.

§ 4 La autoridad del Obispo
Todos los planes de la Comunidad se someterán para la consideración y aprobación del Obispo.

§ 5 Nuestra Señora del Sagrado Corazón
Cada día, en las oraciones, se pedirá la intercesión de Nuestra Señora del Sagrado Corazón.

§ 6 El respeto mutuo
“El que mucho ama es capaz de hacer grandes sacrificios por el Amado”.

§ 7 El anonadamiento
El anonadamiento por amor está la esencia del Siervo de Cristo Vivo.

§ 8 El “Siervo de Cristo Vivo”
No deben separar la palabra “siervo” del concepto de “Siervo de Cristo Vivo”.

§ 9 Propónganse a amar mucho
“Pocas cosas, pero lo que hagan, háganlo en amor.”

§ 10 “Mi gracia te basta, que mi fuerza se muestra perfecta en la flaqueza”.
Solo el que se siente pequeño está dispuesto a ser llenado por mí.

§ 11 “Orad los unos por los otros, para que seáis curados”
“De acuerdo a como estén sus corazones de sanados, así podrán ustedes sanar a otros.

§ 12 La Eucaristía
“El abismo que debió haber habido entre ustedes y Yo ha sido salvado por mi amor y por mi gran misericordia”.

Las tres dimensiones de nuestra Espiritualidad
De nuestra Visión Fundacional surgen las tres dimensiones de nuestra espiritualidad, como ramas frondosas y fructíferas de un árbol con raíces bien cimentadas. 
Primero y más importante viene la contemplación.  ¿De qué vamos a hablar, si no hemos contemplado a Él primero?  Sigue la imperativa de compartir la gracia que hemos recibido, al encontrarnos con Él.  “Ay de mi si no evangelizó”.  Y finalmente, la proximidad nos impulsa a copiar, imitar, y finalmente transformarnos en Él.
Se puede resumir nuestra espiritualidad en una frase:

Nosotros creemos que Cristo está vivo.
Juntos queremos servirle,
amándole y dejándonos amar por El
primero en la contemplación,
después en la proclamación de su Buena Nueva,
con el deseo - finalmente - de transformarnos en El.
__________________________

Padre Emiliano
Hace 16 años nos animamos con la exhortación: “El misionero ha muerto, pero la misión siga”. Habían algunos que pensaban que -ausente el fundador-, la comunidad se desmoronaría. (Y es verdad que -si fuese solamente la obra de un hombre-, debía haber desmoronada). Sin embargo, desde entonces la comunidad ha escalado de pico en pico, siempre con una trayectoria ascendente - prueba en si mismo de que ésta es obra de Dios.
_________________

Hacia adelante
Pero nuestro aniversario también nos invita a mirar hacia adelante. Ya estamos seguros de nosotros mismos. Seguros que -con el proceso de beatificación en pleno desarrollo-, el misionero está intercediendo por nosotros. 
A la vez, estamos seguros que la vocación a lo cual el Señor nos ha llamado, nos espera con nuevos retos.  Una evangelización nueva en su ardor, en sus métodos, en su expresión.
De ahora en adelante, nos toca salir con entusiasmo, preparación y el celo del Señor para alcanzar los rincones más remotos, tanto de la geografía como de la mente de la gente, para anunciar que “Jesús está Vivo”  al mundo entero.
No esperamos premios ni reconocimiento, sino solamente cansancio y la seguridad de que estamos realizando en nosotros mismos el deseo del Padre Celestial cuando su Hijo dijo “Id a todo el mundo y habla de mi”.



No comments:

Post a Comment